Lipotransferencia

Por el Doctor Edgar Terán
Cirujano Plástico Estético y Reconstructivo 
Este proceso es bastante seguro y libre de rechazos por que se usa los mismo componentes del cuerpo (la misma grasa) para realizar las correcciones o aumento de tamaño.
 

La lipotransferencia es uno de los métodos más novedosos que tiene la cirugía estética; este consiste en extraer grasa de ciertas zonas del cuerpo mediante una liposucción laser o lipolaser y colocarla en otra zona que necesite la corrección de imperfecciones y/o para dar más volumen en una zona específica que deseemos.

Este proceso es bastante seguro y libre de rechazos por que se usa los mismo componentes del cuerpo (la misma grasa) para realizar las correcciones o aumento de tamaño.

¿Cómo se realiza?

El primer paso es saber la cantidad de tejido graso (también conocido como tejido adiposo) que necesitamos para conseguir el resultado deseado y saber si tenemos esa cantidad de tejido sobrando para poder extraerlo y realizar la lipotransferencia.

Luego de esto, dependiendo de la cantidad de tejido graso que necesitemos, la extracción se realizara de una u otra forma; si lo que queremos de este proceso es un aumento de glúteos, la cantidad de grasa necesaria es más elevada, por lo que será necesario realizar una liposucción en la parte abdominal o las caderas para conseguirla, ya que esta esas son las zonas con mayor porcentaje de células madre mesénquimas, las cuales son capaces de reproducirse en cualquier otro linaje de células sin problema alguno. Por otro lado, si la zona a retocar es pequeña, la extracción se podría realizar con una jeringa.

El siguiente paso es reubicar la grasa ya filtrada y procesada en la zona que se desea remoldar o aumentar. Es decir, ya llegamos a la fase final de la lipotransferencia.

 
 
 

Lipotransferencia en Glúteos

La lipotransferencia en glúteos se usa para aumentar el tamaño y/o remoldar la parte trasera de la manera menos invasiva posible. Esto se logra mediante un proceso de liposucción laser y filtrado del tejido adiposo como se explicó más arriba. Es recomendable además, usar la lipotransferencia optimizada, que consiste en enriquecer la grasa destinada al relleno con factores de crecimiento antólogos; estos se encuentran ubicados en la sangre del mismo paciente. Los factores de crecimiento favorecen al injerto de grasa y por lo tanto, a que se arraigue a la zona receptora con mayor facilidad.

Lipotransferencia en el Rostro

Este tipo de lipotransferencia es el más común y más sencillo de todos los procedimientos. Consiste en retirar tejido graso de cualquier parte del cuerpo con una jeringa, realizar el proceso de filtrado y separación de tejidos y volver a inyectar la grasa pura en los pómulos, frente, labios o cualquier parte deseada del rostro.

Lipotransferencia en Senos

Este procedimiento tiene confusiones muy grandes al compararlo con los implantes mamarios. Es importante afirmar que la lipotransferencia no sustituye las mamoplastias de aumento con prótesis ya que cada técnica tiene sus indicaciones y procedimientos y está destinada para cosas diferentes.

Para realizar este procedimiento es necesario que la paciente tenga suficiente tejido graso en las zonas donantes (abdomen y caderas). En el caso de pacientes delgadas, la opción más llamativa seria el aumento de volumen mediante prótesis mamarias, por la misma razón planteada.

Dentro de los fines estéticos de la lipotransferencia en las mamas, contamos con el aumento de volumen del pecho y la reducción del abdomen, caderas y muslos, además de afinar los resultados tras una mastectomía. Por otro lado, los fines reparadores incluyen: corrección de malformaciones congénitas, reconstrucción mamaria y reconstrucción por daños ocasionados por radioterapia.

Como resultado conseguimos que el aumento de pechos por lipotransferencia ofrece un aspecto natural. Al igual que otros tipos de lipotransferencia, al estar compuestos por grasa y tejido de la misma paciente, tiene riesgos nulos de rechazo. Por último, este procedimiento cumple con un doble objetivo: reduce la grasa no estética y aumenta el volumen de las mamas.